Las frutas contienen una infinidad de vitaminas y nutrientes que son un recurso maravilloso al momento de usarlo en la piel y lograr una apariencia increíble, además de consumirlos diariamente, una buena forma de sacarle provecho es realizando unas rutinas faciales con este insumo.

LA NARANJA

Tiene propiedades suavizantes, humectantes, remineralizantes y tonificantes

Su reconocido efecto antioxidante conferido por su contenido de Vitamina C ayuda a promover los efectos detoxificantes en la piel. Es un buen astringente y acondicionador cutáneo, lo cual mejora la lozanía del rostro y cuello. Es un conocido acondicionador de la piel, la naranja aporta una dosis significativa de antioxidantes que combaten el envejecimiento prematuro otorgando luminosidad, elasticidad y tonicidad a la piel, evitando la aparición de arrugas y signos de fatiga.

Debes aplicar el zumo de la naranja sobre la piel de la cara y dejar actuar durante unos 15 minutos aproximadamente. Luego, lavarse muy bien con agua fría, es importante que se cumpla a cabalidad con este paso y verificar que la limpieza se lleve a cabo perfectamente ya que la naranja con la exposición al sol puede manchar tu piel.

ALOE VERA

Propiedades contra irritaciones de la piel, cicatrizantes, antinflamatorio. Es usado en quemaduras leves, insolaciones y quemaduras por radiación y calor. Además, es un buen acondicionador de piel, humectante, emoliente.

GUANÁBANA

Altamente antioxidante por su alto contenido de flavonoides y Vitamina C; sus beneficios únicos a nivel de reparación celular la posicionan como un efectivo ingrediente exclusivo a nivel de cosméticos antiage. Su contenido de Vitamina C y su uso en tratamientos complejos de salud hacen de este ingrediente un excelente promotor de la salud de la piel.

Mezclado con el áloe vera hace maravillas ya que encuentras los beneficios antiage de la guanábana con un efecto calmante y de hidratación gracias al aloe vera, solo debes triturarlos en un recipiente juntos, una vez estén previamente seleccionados, aplicamos en el rostro y dejamos actuar, se recomienda ser enfáticos en las zonas más afectadas donde se marcan estas líneas de expresión, signos de fatiga y acné, masajeamos todo el rostro y se deja alrededor de 25 minutos, y para finalizar con la limpieza total del rostro.

Es importante entender que las frutas puestas directamente en el rostro nos dan beneficios a nivel de exfoliación, humectación y rejuvenecimiento superficial, pero todas estas propiedades se amplían con una tecnología cosmética que penetra en las capas de la piel y deposita el ingrediente donde la piel lo necesita, eliminando margen de error, por eso Natusse recomienda complementar los ingredientes naturales con productos dronados (tecnología cosmética) que aumenta la eficacia de los resultados.