La piel es el órgano mas grande del cuerpo, le proporciona hidratación y es el que elimina las toxinas, pero cada piel es muy diferente y requiere unos cuidados diferentes, por eso es necesario saber que tipo de piel eres tú.

Estas son las características de cada tipo de piel:

  • FOTOTIPO 1: Piel muy blanca casi rosada, cabello rojo y ojos claros, esta categoría se quema siempre y no se broncea, por lo general presentas pecas, es ideal utilizar un bloqueador SPF 90 y aplicar cada 2 horas para tener el factor máximo de protección.
  • FOTOTIPO 2: Piel clara, cabello rubio o rojo, esta piel todo el tiempo se quema, se broncea poco y presenta algunas pecas, es ideal cuidarla con un SPF 70-90 y reaplicar cada 2 horas para asegurar una protección completa.
  • FOTOTIPO 3: Piel clara con un toque moreno, las acompaña un cabello castaño, se broncea de forma progresiva y se quema moderadamente, este tipo de pieles es oportuno cuidarlas con un factor de protección entre 60-70 y aplicar 3 veces al día el bloqueador para asegurar su protección completa.
  • FOTOTIPO 4: Piel morena muy clara, no se quema frecuentemente y se broncea con facilidad, la mayoría poseen un cabello castaño oscuro, la protección de este tipo de piel debe ser de un SPF 50-60 y aplicar 2 veces al día, mañana y tarde.
  • FOTOTIPO 5: Piel morena medio-oscura, no se quema con facilidad y su bronceado es demasiado fácil e intenso, esta categoría posee un cabello castaño muy oscuro, la protección de este tipo de piel debe ser de un SPF 50 y aplicar 2 veces al día mañana y tarde.
  • FOTOTIPO 6: Piel muy oscura-negra, no se quema nunca y el tono de su piel es oscuro todo el año, su cabello es negro también, sin embargo, es necesario cuidarla con un SPF mínimo de 50.

¿Por qué el factor de protección no debe ser menor de 50?

No es recomendable usar un factor de protección menor de 50 ya que este hace referencia al tiempo que nos protege es decir si es un SPF 50+ la protección esta aproximadamente entre 500 minutos y si se usa un SPF menor de 50 no estaría siendo la dosis suficiente para una gran exposición al sol.